Melilla seguirá con el estudio de su época fenicia hasta llegar a su origen

. lunes, 6 de abril de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

El Gobierno de Melilla, a través del Instituto de Cultura Mediterránea (ICM), tiene previsto en 2009 continuar con las excavaciones en la Casa del Gobernador y con el estudio de la etapa fenicia de la ciudad, que la sitúan entre las urbes más antiguas de la zona.

En rueda de prensa, la consejera de Cultura, Simi Chocrón, y el presidente del ICM, Juan Bellver, han adelantado que se va a continuar indagando en la historia melillense, sobre todo, tras los hallazgos conseguidos el pasado año, con piezas que se han situado en el siglo VII a de C.

La intervención en la Casa del Gobernador, que iniciará su sexta campaña, pretende definir cómo y cuándo se produce la fundación de Melilla dentro de los horizontes fenicios.Estos datos, a los que se llegó el pasado año y en los que se quiere ahora profundizar, permiten situar a Melilla como una de las ciudades más antiguas del Mediterráneo occidental, así como un punto comercial fundamental en la época, junto con Ceuta y Cádiz.

"Este es uno de los yacimientos más ricos de la costa norteafricana", ha asegurado Chocrón, en referencia a la Casa del Gobernador, ubicada en Melilla la Vieja, que presenta unas "grandes posibilidades".

Al respecto, Juan Bellver ha asegurado que en la zona no se ha agotado la potencia arqueológica, por lo que hay importantes expectativas de hallazgos de piezas más antiguas al siglo VII a de C., que son las encontradas hasta ahora.

"Se puede ir más abajo todavía, aunque eso es una incógnita", ha dicho el responsable del ICM, quien ha afirmado que, en teoría, lo que hay debajo de los niveles intervenidos debe ser más antiguo, aunque es necesario excavar para saberlo.

Para llevar a cabo excavaciones de forma adecuada, la Consejería de Cultura, también en colaboración con el ICM, ha presentado el estudio para elaborar una carta arqueológica que permita tener una herramienta a la hora de poder llevar acciones de este tipo de forma ordenada.

Según Bellver, se trata no sólo de una obligación científica, sino también legal, con el objetivo de establecer una zonificación arqueológica a la hora de trabajar y también de permitir el desarrollo urbanístico de Melilla.

Los últimos hallazgos localizados en la ciudad datan del siglo I a de C. y han sido encontrados en las obras que se están realizando en los almacenes de las Peñuelas, donde se situarán los futuros museos melillenses.

Fuente: InfoMelilla.com

Entradas más recientes