Descubren una fortaleza militar de época califal en la Huerta de Santa Isabel

. miércoles, 8 de abril de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

El yacimiento arqueológico de la Huerta de Santa Isabel, probablemente la mayor acumulación de restos encontrada por los expertos en los últimos años, sólo ha podido ser excavado de forma muy parcial -la mayor parte de la superficie no se ha investigado aún- pero los equipos que trabajan en la zona ya tienen una idea bastante aproximada de su naturaleza y función.

La excavación directa y los estudios realizados mediante el análisis del suelo mediante radiografías del terreno muestran que, en realidad, el complejo militar no estaba formado por un edificio sino por dos. El más grande, del que ya informó este periódico, consiste en unas caballerizas de época califal -probablemente el cuartel general de la caballería-. Los expertos han hallado, además, según los datos preliminares de la investigación, una segunda edificación de gran tamaño, "un campamento" o fortificación, de planta cuadrada, de 25 metros de lado, 625 metros cuadrados. Se encontraba en la zona noroeste del cuerpo mayor.


Según los documentos de la empresa que trabaja en la zona, los restos del campamento se encuentran conservados por debajo del nivel de cimentación ya que todo el complejo fue arrasado y sus materiales, reciclados (se conservan hasta las zanjas que se realizaron para desmontar los muros). El edificio se encontraba cerrado por anchos muros, como corresponde a su papel, de 1,2 a 1,8 metros de grosor. El informe asegura que en esta zona se han hallado los restos de una torre, que servía para garantizar la seguridad de esta instalación.

El resto del complejo, que corresponde a la zona más amplia, era el edificio de las caballerizas también de uso estratégico militar, de planta cuadrangular y amplio como un campo de fútbol, justo una hectárea. Se organizaba en torno a cuatro patios, tres mayores y uno menor. Los análisis del suelo realizados mediante procesos técnicos indican que alrededor de los patios se disponía una crujía perimetral de 5,5 metros de anchura con un pavimento a base de grandes losetas.

Tres de los patios presentan, según el resultado de las excavaciones, un pavimento a base de cantos con líneas de sillares mientras que un cuarto tenía directamente un suelo de tierra. Las excavaciones realizadas hasta el momento -corresponden a los trabajos previos a la urbanización del sector residencia- indican el hallazgo de una serie de estructuras hidráulicas de época romana, así como una zona funeraria correspondiente a este periodo. El informe reseña, así mismo, una casa aislada de la etapa andalusí.
 

Entradas más recientes