Hallan los restos más antiguos de la urbe actual en el solar de Ruaya

. lunes, 6 de abril de 2009
  • Agregar a Technorati
  • Agregar a Del.icio.us
  • Agregar a DiggIt!
  • Agregar a Yahoo!
  • Agregar a Google
  • Agregar a Meneame
  • Agregar a Furl
  • Agregar a Reddit
  • Agregar a Magnolia
  • Agregar a Blinklist
  • Agregar a Blogmarks

El solar de la calle Ruaya donde el año pasado apareció la construcción más antigua de la Valencia actual, una balsa íbera del siglo II a. C., sigue dando sorpresas. Una vez retomadas las excavaciones arqueológicas tras un parón de casi un año, los especialistas han descubierto otra fosa de época íbera repleta de restos todavía más pretéritos: cerámica del siglo IV a. C., el material más arcaico de la ciudad actual.
Según los expertos consultados por este periódico, el hallazgo no pone en entredicho la fundación de la urbe por parte de los romanos, aunque sí evidencia la presencia humana en la zona y revela que las tierras no estaban desocupadas, sino que había asentamientos ibéricos en el área, más o menos cercanos a lo que luego sería el núcleo fundacional de Valencia.
El descubrimiento se ha llevado a cabo en el sector central de la parcela en la que se construirá un aparcamiento subterráneo. La fosa donde los arqueólogos han encontrado los restos es un pozo de planta ortogonal, anulado y colmatado en el siglo IV a. C., según fuentes municipales. En concreto, la estructura está rellena de arena arcillosa entremezclada con cerámica, restos de fauna -jabalíes, ciervos, ovicápridos y aves- y útiles de esa época.
El pozo se ha excavado de forma puntual, ya que el resto del solar continúa estancado en los niveles almohades e islámicos. La pretensión de los arqueólogos es desenterrar paulatinamente la parcela hasta sacar a la luz todos los restos romanos y luego bajar hasta llegar al material íbero. De esta forma podrán estudiar mejor los hallazgos que realicen en las dos épocas más arcaicas.
Los trabajos en el solar de la calle Ruaya se retomaron el pasado enero tras permanecer paralizados casi un año por el inesperado hallazgo de restos íberos, unos descubrimientos que han obligado a prolongar la excavación y aumentar su presupuesto, que actualmente ya alcanza el millón de euros.

Fuente : Levante-EMV.com

Entradas más recientes